MATIAS SOSA. No logro escribir..

27 de septiembre de 2019.

A pocos días de la muerte de quien fue mi primer novio (y luego amigo) desde hace once años, he podido nuevamente crear movimientos en mi muñeca para escribir. (aunque aún no pueda expresar lo que siento)

 

Siempre he dicho que la vida te da muchas sorpresas y la noche del domingo recibí la que me dejo totalmente sin habla.

“..Matías Sosa de 30 años había recibido un disparo en la cabeza..”

Sí, Matías el morochito que conocí en una de las tantas fiestas que hacía el tío de mi mejor amiga.

Sí. “El Matianga” Con quien inicié un noviazgo por ser tan especial conmigo..

10682168_947429448601625_3541130270390440659_o.jpg
23 de septiembre (mi cumpleaños)

Sí. El chico que llegaba en bicicleta a mi casa por las tardes, con quien me acostaba en el pasto a mirar el cielo y escuchar música abrazados, con quien compartíamos tantas cosas lindas..

Sí. El muchacho que un 23 de septiembre hace diez años llegó con una conejita de peluche y una rosa para desearme lo mejor en mi cumpleaños..

Si, el Mati. El que lograba que lo quisieran tanto por la humildad que tenía.. y su forma de ser. Con quien seguía hablando a través de las redes y me contaba las nuevas metas que tenía, quién iba a pensar “que iba a estudiar enfermería”. Estaba tan contento, sabía el costo de trabajar y estudiar pero con un gran fin.

 

Cuando me di cuenta había caminado unas diez cuadras para poder llegar al lugar donde lo estaban velando. Pensé, en ese momento, que ninguno de la familia podría recordarme. Pero, comenzaron los abrazos en los que surgen aún más los sentimientos de dolor. Una madre, una hermana, un hermano, familiares, amigos y profesores de la facultad, amigos de toda la vida y yo. Esperando ver su rostro para poder caer en que ésto estaba pasando, que no era un mal sueño. Aunque por dentro rogábamos que lo fuera….

..Lunes, 23 de Septiembre, debía levantarme temprano para ir a trabajar y aún así me  quedé dormida. No podía ser de otra manera después de haber llorado y hacerme preguntas que todavía no tienen respuestas toda la noche. Quería salir del Hospital, pero mi turno se hacía eterno luego de recibir saludos para que tuviera un lindo cumpleaños, risas inentendibles. Odié cada segundo de esa mañana aunque haya podido fingir solo estar seria y cansada.

Nos avisan que el entierro de Matías va a ser en el Parque de descanso que se encuentra cerca de mi casa y con mi hermana Carina nos dirigimos a aquel doloroso encuentro. No podía soltar una sola lágrima hasta que todo terminó, estaba realmente enojada y mientras bajaban el cajón seguía intentando imaginar ese día, ese segundo, donde acabaron con su vida. No quería irme.

Finalmente se fué la mayoría de la gente que asistió. Su hermano, dos amigos, mi hermana y yo nos quedamos. No sabía que tan doloroso puede ser ver como los del lugar desarman todo. Nos acercamos nuevamente y nos sentamos al rededor. Mati sabía cuanto me gustaba escribir desde chica, cuantas cartas le hice y demás por lo cual le dejé mi Microfibra con la que estuve trabajando este año. Detalle insignificante para algunos pero para quienes escribimos y nos han leído es importante.

La Charla comenzó entre nosotros por los años de amistad, escuchamos audios de él donde me decía lo contento que estaba por el inicio de sus estudios, que me pusiera las pilas para hacer también una carrera y nos despedimos.

No hay nada malo que pueda decir sobre él. No hay palabras de consuelo, para tal acto. Y mucho menos justicia.

Q.E.P.D. MATÍAS SOSA.

NOS HAS DEJADO LOS MEJORES RECUERDOS.

20190926_234254
Cadenita que usaba Mati en 2008. (me la regaló)
20190926_234312
Los que me conocen saben bien que no me gusta el alfajor, incluso Matías. Éste fue el alfajor que me regaló él diciéndome que “ME IBA A ENCANTAR” y así fué la única vez que comí..

20190926_234328

44568867_760172490991092_9018220419995402240_o45030015_763111407363867_8301245955722706944_o

 

DAIANA VERA.

 

 

 

 

Viernes (🤔)

Me dolió aquel día en el que te vi partir.

Te busque por tanto tiempo, hasta darme cuenta que la vida te enseña porque pasan las cosas y qué tan fuerte debes ser.

Así que seque mis lágrimas y de ahora en más me dediqué a ser completamente feliz con lo que tengo.

Gracias por haber estado en mi vida.

D.V #UnCafeyUnaHistoria