Nerea: 😯😟

Tengo mil cosas que contarte, pero has decidido darle una pausa a nuestra amistad, o quizás un fin…

Se me cruzó de todo por la cabeza, cuantas cosas de verdad… pensando qué fue lo que hice mal para que me enviaras aquel mensaje..

Y que imbécil es uno cuando no se da cuenta que todo este tiempo ha hecho, en realidad todo mal. muy mal..

Y me las dijiste, siendo mi amiga.. sin omitir nada, directo como siempre lo has hecho..No tenía palabras para explicar si quiera la primera afirmación que me escribiste..

Hablaste de los recuerdos, de nuestra amistad.. y como dejé que se desgastara, aunque siempre estuviste para mi..

Decíamos que a pesar de la distancia siempre estábamos presentes en la vida de cada una..

Hasta que yo dejé de estar.. nunca llamé de nuevo , ni envié mensajes y mucho menos trate de volver a compartir momentos..

La vida nos ha juntado en situaciones en las que necesitábamos una mano, y cuando teníamos que compartir felicidad. Como desde chicas cuando hacíamos maquetas, hasta el nacimiento de nuestros 32334 hijos jaja

Pero no puedo volcar en un simple escrito todo lo que en realidad quiero decirte.

Por eso mañana quiero hacer una llamada y espero que me contestes para hablar todo lo que nos dedemos, que te debo en realidad.

Gracias por siempre estar conmigo, a pesar de lo loca que estoy.

Te quiero perra. Y quiero también que nada cambie entre nosotras..

DAIIGIS.


Nuestra pequeña “Gran Historia”

#NOHAYQUEHABLARDEMAS

Ansiosa entre carcajadas, busco la huida de aquel lugar, sólo para llegar allí, y poder verte.

Entras después de mi y traes alegría al lugar, aunque tus días hayan estado mal o bien, siempre buscas sacar una sonrisa.. Y estoy ahí observando cada gesto y riendo casi con vergüenza de tus chistes..

Giras y me saludas y siento que no soy sólo quién te observa sino que, soy importante en tu vida. Un saludo simple como a cualquier persona para que nadie se quede perplejo..

Porque sólo nosotros dos sabemos..lo que nadie puede..

DaiiGis

Facebook

Desahogo..

Viernes

Hace un tiempo que sentía ganas de llorar en cada situación, pero no lo hacía, me aguantaba.

Aquél día en el trabajo, sentía que me dolía el pecho, y al ver que pasó él, sin si quiera darse vuelta, me terminó causando más dolor, me apoyé en la pared mirando hacia donde iba caminando.. hasta que desapareció.

Mi compañero de trabajo, mi amigo, se dio cuenta que no estaba bien, pero yo sólo repetía “estoy bien, no es nada, tranquilo “

Pero él no se quedo con mis frases falsas en ese momento, y me abrazó..

Era tanto el dolor que había aguantado que sólo comencé a llorar, solamente lloraba, mientras me decia que me desahogara que lo soltara…

No podía calmarme, las lágrimas sólo caían entre tanto sollozo, suspiro, me dolía tanto el pecho que no podía respirar bien..

Se hacía la hora de irnos, y mis ojos hinchados..

Se darían cuenta sin duda..

Y sólo me fui sin dar explicaciones a nadie..

Llegué a mi casa y luego de un baño, me puse maquillaje .. Y prometí no volver a llorar así ..

Pero es la segunda vez .

Hay mil razones, pero todas terminan siempre en él.. haciendo que no aguante el dolor..

Continuar leyendo “Desahogo..”